Canon desarrolla un sensor de 250 millones de píxeles

En la carrera por incrementar la capacidad de los sensores de imagen, Canon acaba de dar un “toque” a toda el mundo presentando un sensor que tiene 30 veces más información que una imagen de alta resolución en 4K. El dispositivo no es más que un prototipo instalado en una cámara especial, nada que podamos ver en pocos meses en la próxima versión de la EOS1D, pero marca un hito en las posibilidades de la tecnología CMOS.

El sensor genera fotografías tan detalladas, que en una prueba fueron capaces de leer las letras del fuselaje de un avión que volaba a unos 18 kilómetros de distancia. Si te fijas en la imagen, se trata de ese punto insignificante señalado por un rectángulo rojo, arriba a la izquierda. Lo del centro es la ampliación que consiguieron sacar. Por si fuera poco, resulta que el sensor ni siquiera es full-frame, sino que se trata de un diseño en formato APS-H.

Se ha recorrido un largo camino desde que la tecnología CMOS sustituyó a los CCD como dispositivo de captura en las cámaras digitales y hay que recordar que ésta era una tecnología “inferior”, con mayores niveles de ruido que su alternativa. El deseo de los usuarios por disponer de cámaras con mayor densidad de píxeles en los sensores choca con las dificultades técnicas de la miniaturización: cuánto más pequeñas son las celdas fotosensibles, más ruido electrónico se genera alrededor; cuánto más grande es la imagen, más tiempo cuesta sacar todos los datos fuera del sensor para grabarlos en una tarjeta.

Más información en Canon.