Kodak Ektra, un móvil donde la cámara es lo primero

Si lo normal es mejorar el atractivo de un móvil añadiendo cosas como una cámara que grabe vídeo en alta resolución, Kodak ha decidido dar la vuelta a la idea y añadir un móvil a su cámara de bolsillo. Al menos, esa es la filosofía que pretenden transmitir con este “camera-first” que en 2016 quedó en tercer puesto en los New York Design Awards y que pretende ser casi una cámara profesional de bolsillo.

Y decimos “casi” porque la óptica de un móvil no puede competir con el rendimiento de los objetivos convencionales, pero por lo demás Kodak ha intentado hacer un móvil pensado para fotógrafos. Esto se nota, por ejemplo, en la posibilidad de guardar las imágenes en formato RAW para luego procesarlas normalmente en una aplicación de escritorio, una interfaz con controles de exposición bastante detallados o el diseño de la carcasa, similar al de una cámara, con un disparador en la parte superior.

El aparato es una preciosidad de diseño, con un acabado en la parte frontal tipo cuero, similar al de las cámaras antiguas, y algunos complementos como la funda de cuero pensados para tocar la fibra sensible de los nostálgicos. En la parte técnica, el sensor principal genera imágenes de 21 megapíxeles con una luminosidad f2’0. El sistema operativo es Android y el aparato viene con 32 Gbytes de RAM, más que suficientes para un móvil de gama media. ¿O es una cámara que puede hacer llamadas?

Más información en Kodak.